Sensores de ángulo para sistemas de ensamble

Los sistemas de ensamble con brazos paralelos de Möve-Metall son equipados con sensores de ángulo RI inductivos para asegurar que los tornillos sean insertados exactamente a las especificaciones.

Con sus dispositivos de ensamble y prueba, Möve-Metall GmbH en Mühlhausen apoya principalmente a los proveedores de piezas para automóviles en la produccion sin fallos. Cada vez que un proceso de fabricación requiere de intervenciones manuales, las máquinas y equipos de Thuringia en Alemania garantizan las condiciones de ensamble exactas. Esto también incluye el atornillado de los asientos de automóvil utilizando varios equipos de ensamble con brazos paralelos, para lo cual se detectan las posiciones de los brazos con los sensores de ángulo inductivos RI de Turck.

  • Con una resolución de 0.09 °, los sensores RI de Turck proporcionan precisión más que suficiente

  •   Los sensores de ángulo RI de TURCK detectan la posición exacta del brazo

Möve-Metall, una compañía con sede en Thuringia, Alemania produce dispositivos de ensamble con brazos paralelos o tambien llamados brazos de reacción. Möve-Metall diseña y produce el ensamble y el equipo de prueba  para los proveedores de piezas de automóviles. La compañía desarrolló un brazo paralelo con detección de posición para el uso en procesos de ensamble. Esto permite medir la posición del tornillo y los procesos de remache y  evitar de forma segura partes mal ensambladas.

"Un destornillador es sujetado en el brazo paralelo. El funcionamiento esta basado en el principio del paralelograma y asegura el posicionamiento preciso y repetible del destornillador", dice Michael Zimmermann, gerente técnico de la compañía. El control de la  posición de las tres articulaciones del brazo paralelo es proporcionado por los sensores de ángulo inductivos Turck. Un giro beneficioso de esto es el hecho de que las fuerzas envueltas en los procesos de ensamble pueden ser medidas tambien. Esto elimina el efecto de la reacción de torques donde, este colocado.

Los parámetros para cada tornillo se almacenan en el controlador. Sí, el operador desea atornillar el primer tornillo, guía al brazo a la posición adecuada. El controlador registra la posición correcta y libera el voltaje o el aire comprimido para el destornillador (primera OK). El operador atornilla el tornillo hasta que el controlador ha registrado el número de vueltas necesarias del destornillador (segunda OK) y el torque necesario ha sido alcanzado (tercero OK), lo cual garantiza que el tornillo esta colocado correctamente. Solamente cuando estos tres OKs se han registrado por el controlador el siguiente tornillo puede ser ajustado: Si la secuencia fue programada antes, solo es posible ajustar el tornillo que fue almacenado en el controlador como el segundo tornillo.

Sensores tolerantes

"El monitoreo de posición es relativamente nuevo. Esto ofrece un nivel de seguridad adicional para el proceso de ensamble y es también fácil de implementar con el sensor de ángulo inductivo.Un gran beneficio del sensor de Turck es su operación sin contacto, por lo que no requiere una conexión mecánica para el elemento de posición. Los cuatro milimetros de tolerancia para el desplazamiento del elemento de posición nos ayuda considerablemente con el proceso de ensamble: ya no tenemos que integrar de manera tan precisa ni proteger al sensor del contacto, porque los impactos ligeros no ponen en peligro la medición", explica Zimmermann.

Otro beneficio del sensor de ángulo RI es la inmunidad a los campos magnéticos y ambientes metálicos. La mayoría de los otros sensores en el mercado tienen una conexión mecánica entre el encoder rotatorio y el sensor, o son suceptibles a ambientes magnéticos producidos por motores o equipo de soldadura.

Select Country

Turck worldwide